Conectarse

Recuperar mi contraseña



120
110110 110110










100

Hetalia Soldier Side

100100

Hetalia Infierno & Paraiso



Este foro se visualiza mejor con:

Plagio

La primera rueda [Privado UK]

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ir abajo

La primera rueda [Privado UK]

Mensaje por Emily Jones el Jue Dic 02, 2010 2:29 pm

Emily se sacudió su traje de animadora. Todavía le quedaba bien a pesar de que hacía….bueno, tres meses que lo usaba, después de haber participado en el campeonato inter escolar con el instituto de coreografía. En particular le gustaba ese tipo de ropa porque era cómoda y polivalente, podía usarla ya para lo que se le antojara, habiendo acabado el instituto y recién ingresaba en la universidad.

Había pedido permiso para usar ese uniforme en particular cuando trabajaba, sólo de vez en cuando, porque le hacía recordar a los cafés que había visto en New York con sus padres, donde las camareras servían patinando con elegancia. De hecho, fue por eso que comenzó a patinar de pequeña. Ahora tenía un empleo donde podría demostrar sus habilidades como era preciso.

Se dio la vuelta y sonrió para sí misma. Sería otro día duro, pero ya había pasado la prueba y lo haría superlativo.

Había comenzado a trabajar en aquella cafetería esa misma mañana y su turno comenzaba en ese mismo instante, por lo que se ató bien los patines y se deslizó por el pasillo junto a la cocina. En cuanto apareció por la puerta, tomó algo de velocidad y atendió a una pareja apuntando su comanda, tras lo cual recogió otras tres más a la velocidad del rayo, dejando los pedidos en cocina. Justo entonces apareció un grupo de seis personas, importantes ejecutivos y atendió con soltura y seriedad, depositando su respectiva nota y recogiendo las bandejas con lo que los anteriores habían solicitado.

Patinar con peso era diferente pero nada nuevo para ella y dejó todas y cada una de las tazas y platos en correcto estado en su destino, sin derramar una gota. Devolvió las bandejas vacías y recogió el pedido de los ejecutivos, cumpliendo otra vez elegantemente sin dar ni un solo traspiés.

Respiró algo agitada, en media hora había atendido al doble de clientes que el resto de sus compañeros y eso le hacía sentir orgullosa. Observó desde su posición si alguien más necesitaba de su servicio, pero no vio a nadie. Eso le daba algunos minutos de aliento.

No, el trabajo no estaba nada mal, la verdad, podría con ello y si acaso, llevarse alguna propina.
avatar
Emily Jones

Mensajes : 19
Puntos : 19
Fecha de inscripción : 01/12/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La primera rueda [Privado UK]

Mensaje por Arthur Kirkland el Jue Dic 02, 2010 4:02 pm

No era un día bueno. En realidad, ningún día lo era, particularmente. Estaba bastante atrapado de la rutina y sus salidas a los pubs cercanos solo le daban resacas al día siguiente, nada que ayudara a su constante mal humor.

Su auto se había averiado y estaría por una semana más en reparación, así que era caminar a la ida y a la vuelta del trabajo, ya que tomar taxi sería demasiado lujo de su parte, no era tan lejos. Aun así, se cansaba aun más, y sumado a que su trabajo estaba comenzando a apilarse más de lo normal, hacían que estuviera más irritable. Tampoco se esforzaba por ocultar su mal humor, y sus compañeros en el centro lo evitaban lo más posible.

Eso… lo ponía en la lista de cosas buenas. Ellos eran molestos, no que los necesitara ni nada. Aun así a la hora del almuerzo decidió salir de la oficina en vez de comer con los demás, aprovechando el clima para ver si llegaba a despejar su mal humor. Caminó unas cuantas cuadras buscando dónde comer, casi resignándose a que fuera tan sólo algún sándwich cuando notó la cafetería al frente de la calle. Era bastante conocida, y muy concurrida. Creía haber escuchado algo de camareros atractivos que llamaban mucho la atención de algunas personas, y por supuesto eso no le interesaba. Sólo ojeó el lugar para ver si estaba muy concurrido, pensando si valía la pena el cruzar la calle o no. Y fue cuando lo vio.

La vio.

Apenas la vislumbró en la terraza, sirviéndole a unas personas en la mesa que era visible desde donde estaba parado. Rubia, apenas podía distinguir su rostro, pero su ropa llamaba la atención. Bastante…

¿Una animadora?


Sin darse cuenta siquiera, ya estaba cruzando la calle rumbo al negocio, sus pies moviéndose casi por su propia cuenta. Subió a la terraza y se sentó en la primera mesa libre que encontró, sin poder creerse lo que estaba haciendo.

Bueno, de verdad necesitaba comer en algún lugar, pensó. No era que estuviera allí sólo porque vio a una empleada que le había llamado la atención. Probablemente una vez que la viera cerca pensaría que todo eso fue una tontería, y tan sólo comería su bendito almuerzo y se largaría a volver a hundirse en los papeles de su trabajo…

Terminó de convencerse y se acomodó en el asiento, esperando a ser atendido mientras arreglaba un poco el nudo de su corbata.
avatar
Arthur Kirkland

Mensajes : 28
Puntos : 31
Fecha de inscripción : 01/12/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La primera rueda [Privado UK]

Mensaje por Emily Jones el Vie Dic 03, 2010 2:32 am

Mentalmente cantaba, haciendo que sus movimientos de alguna forma fueran fluidos para con su música mental. Madonna, Lady Gaga o las Spice Girls. Adoraba el pop, por más que sus primos intentaran encaminarla por el sendero del jazz, el rock o el metal.

Había terminado con su lapso diminuto de asueto porque cinco nuevos clientes habían llegado, solicitando su atención, que ella atendió de inmediato con su sonrisa de anuncio de pasta de dientes y su patinaje casi perfecto. Daba gracias a que el suelo era liso y algo rugoso porque como llegase a deslizarse por doble, a la vez en el suelo y con la rueda, el batacazo podía ser de órdago.

Emily sabía que la hora punta se acercaba, porque era la hora del descanso y muchos empleados de las cercanías seguramente elegirían ese local. Tenía constancia de que muchos iban a la cafetería por los camareros. De hecho, el negocio estaba orientado a emplear a más chicos que chicas. Jóvenes guapos y diligentes, por lo que la presencia femenina en la plantilla era bastante reducida. De hecho, aun no había visto a ninguna chica aparte de ella. Aunque eso no es que le molestara. Ser el factor diferenciador de un conjunto siempre le había gustado, amaba ser diferente, sentirse especial del resto. Así había sido siempre y no quería cambiarlo.

Se deslizó suavemente por entre las últimas mesas que sirvió y recogió las cuentas de las primeras, guardando las monedas de más mentalmente.

Fue entonces cuando lo vio.

Frenó junto a la puerta, observándolo de lejos. Cruzaba la calle, en su dirección, pareciera que estuviese dispuesto a convertirse en su cliente. Ese tiempo que pasó hasta que se sentó a una de las mesas exteriores se le hizo casi a cámara lenta, como una de esas escenas a veces ridículas y cursis de las películas románticas americanas de adolescentes.

Meneó la cabeza. No podía estar pensando en esas tonterías ahora. Volvió a bisbisear su canción, decidida, calmada. Y patinó hasta él, esbozando una sonrisa bonita pero… no fingida.

—¡Buenos días!—anunció mientras se deslizaba justo cuando pasaba a su vera, rodeando la mesa hasta situarse a su frente— ¿Qué vas a tomar?

Mientras solicitaba la comanda pudo verlo mejor. Y la verdad, era bastante mono. Quizá lo único que le empañaba eran esas cejas tan… ¿grandes? Bueno, todo ser humano tenía su tara, ese chico no iba a ser la excepción.
avatar
Emily Jones

Mensajes : 19
Puntos : 19
Fecha de inscripción : 01/12/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La primera rueda [Privado UK]

Mensaje por Arthur Kirkland el Vie Dic 03, 2010 9:00 am

Estaba ajustando el nudo de su corbata cuando escuchó el ruido de los patines y al momento la muchacha que había distinguido desde la calle (tenía que ser ella, no había manera de que la confundiera) estaba frente a él lista para tomar su orden.

Levantó la vista de a poco (se tuvo que golpear mentalmente para no quedarse mirando su busto ni un segundo más del necesario) y llegó a sus ojos.

Azules. Le encantaba ese color…

Y por quedarse mirando su bonita sonrisa su mano continuó ajustando su corbata sin que se diera cuenta hasta que, claro, comenzó a hacerle falta esa cosa que suelen llamar respirar y que él había olvidado. Comenzó a toser frenético y a forcejear con su corbata hasta poder aflojarla. Demoró unos buenos treinta segundos en lograrlo y hasta que su rostro dejó de estar azul, un poco más. Cuando al fin pudo respirar con normalidad, su cara pasó a ponerse roja como casi nunca en su vida, avergonzado por la increíble primera impresión que acababa de hacer.

E-eh, buenos días —y ahora mismo no quería volver a ver el rostro de la muchacha, temiendo que se riera de él. Aun así con la vista fija a la mesa, trastabilló con las palabras—… lo… lo que gustes… ¡es decir! Umn, n-no sé que recomiendes, digo, no es que no pueda elegir por mi cuenta, es solo que como es la primera vez que vengo…

Oh, Dios y la Reina, que alguien sea tan piadoso como para matarlo de una vez y hacer que su sufrimiento se detenga.
avatar
Arthur Kirkland

Mensajes : 28
Puntos : 31
Fecha de inscripción : 01/12/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La primera rueda [Privado UK]

Mensaje por Emily Jones el Vie Dic 03, 2010 12:31 pm

Nunca habría imaginado que estuviese pasándole eso a ella. A ella. De entre todos los lugares, todos los momentos y todas las personas.

A ella.

En particular, en especial, como de verdad, en esas películas americanas y estereotipadas, en donde la protagonista –en este caso ella- conocía a un chico en apariencia interesante y este daba las peores impresiones del mundo. Sólo que… Emily en su cabeza omitía eso último. Por que lo que podría haber resultado una mala impresión y dado pie a disminuir su interés, solo había hecho que se acrecentara.

Había comenzado por alzar sus ojos hacia ella, con una rapidez que en particular se le hizo eterna, deteniéndose en sus propios ojos. Ya de entrada eso había hecho que aguantara la respiración, casi sin querer.

Verdes. Brillantes.

No supo cuanto tiempo estuvieron así, porque como en esas películas, el tiempo pareciera haberse estirado o trasformado en algo menos poco medible. Sólo sabía que se estaban mirando de una forma bastante…intensa. Hasta que reparó en el color azul de su rostro.

Se estaba ahogando.

Emily parpadeó varias veces algo aturdida mientras él se recomponía. Algo más que atontada, barruntando en su cabeza lo que acababa de pasar. Cielos, se había quedado prendada de ese chico en menos de cinco segundos, ¿Cómo rayos lo había conseguido? En toda su carrera escolar hasta la fecha había sufrido el tópico de la chica guapa, animadora de instituto, tonta y fácil de engatusar. Siempre por eso se le habían acercado muchos chicos, de todos los estratos sociales y de todos los modos de inteligencia y aunque había salido con algunos, ninguno había conseguido en un mes lo que este había hecho en…eso, menos de cinco segundos.

Demonios, ¿y ahora qué?

Tenía que aparentar que no había pasado ese torbellino por su cabeza así que asintió, esta vez con una sonrisa amable y condescendiente, solo para que tranquilizara ese ánimo suyo –aunque por lo visto el chico no se atrevía ni a mirarla a la cara otra vez- y de un pequeño impulso, rodeó la mesa, deslizándose de nuevo, esta vez más despacio.

—A sus órdenes—dijo, quizá sin querer imprimiendo un inconsciente matiz que no supo muy bien como clasificar.

Patinó hasta adentro, sintiendo que en cualquier momento debería pararse a híper ventilar.

De nuevo, ¿Qué rayos había pasado? ¿Y qué le llevaba? ¡Ah!

De repente le asaltaron los nervios. Ya en varias ocasiones y en otras cafeterías donde había trabajado le habían pedido recomendaciones pero esto… ¡esto era diferente! ¿Y si cometía un error? ¿Y si era alérgico a algo y se moría por su culpa? ¡Maldición, tenía que pensar en algo!

Rápidamente se asomó en cocina y pidió algún consejo o alguna recomendación porque sus gustos en particular eran demasiado…grasientos para que ese chico aceptara lo mismo que ella. Con determinación, cogió la bandeja, la sostuvo firmemente y, respirando hondo, salió fluyendo con un porte diferente, dispuesta a dar mucho más y mejor de sí. Llegó de nuevo hasta su mesa, rodando suavemente y dejando lo que llevaba en ella.

—Aquí tienes, mixto doble con naranja—anunció con su ahora fallida sonrisa de anuncio porque se le había transformado en una de… ¿expectación? ¿Curiosidad? ¿Anhelo?

Dios.

Sostuvo la bandeja vacía de forma plana contra su cadera, oyendo el aviso de una de las mesas cercanas pidiendo la cuenta. Emily ladeó la cabeza, asintiendo con su cara de “pánfila” y, volviendo a mirarlo sin darse cuenta, rodó hasta la demanda, recogiendo dinero, tickets y monedas de más, volviendo al interior del local justo después.

Madre mía. Madre mía. Madre mía. Madre mía. Madre mía. Madre mía. Madre mía. Madre mía. Madre mía. Madre mía. Madre mía. Madre mía. Madre mía. Madre mía.
avatar
Emily Jones

Mensajes : 19
Puntos : 19
Fecha de inscripción : 01/12/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La primera rueda [Privado UK]

Mensaje por Arthur Kirkland el Vie Dic 03, 2010 2:39 pm

La muchacha ni siquiera rió… ni siquiera pareció tener intención alguna de burlarse de él luego del pequeño numero que había montado. De a poco levantó la vista para ver cómo rodeaba la mesa a velocidad intermedia. Era fascinante la manera en que se movía, se le hacía llena de gracia con esos patines.

Se quedó mirando al frente cuando la chica comenzó a alejarse y ya cuando le estaba dando la espalda se permitió voltear para verle alejarse. Su voz había estado cargada de… algo extraño. Pero le gustaba. Era un idiota, debería estar portándose como el adulto maduro que era y no como algún adolescente cargado de hormonas. Aunque como lo veía… no era como si iba a empezar a salir con ella ni nada por el estilo… parecía joven, sin mencionar que él sólo estaba de paso y no le interesaba nada de eso. No había nada malo con… admirarla, de lejos. Pero no importaba qué tan idiota se pusiera frente a ella, debía mantener un poco de su dignidad. Era inglés, por Dios.

Se enderezó en su asiento golpeteando los dedos en la mesa en gesto nervioso por un rato hasta que se dio cuenta de que parecía ansioso y se detuvo. Desvió su vista a la calle, viendo a todos los trabajadores caminando hacia el café y a otros locales, aprovechando la hora de almuerzo. Su mente estaba ya divagando.

¿Cuál fue la última vez que salió con alguien? Formalmente, hacía cosa de año y medio sin ver a nadie, más allá de encuentros casuales que no quedaban en nada. No era que se sintiera solo (God Lord, estaba mejor que mal acompañado, eso seguro), pero pensó que… sólo quizá… ahora que tenía tiempo no le lastimaría tener a alguien que…

No, idioteces. Más aun por estar pensando todo aquello debido a una chica que vio en una oportunidad y cuyo nombre ni podía adivinar.

De nuevo esos patines le anunciaron el regreso de la muchacha y la vio patinar alrededor de su mesa dejando un sándwich de buen aspecto y que olía definitivamente aun mejor. Asintió a lo que dijo aunque no había pregunta y se apuro en sacar unas servilletas y tomar el sándwich entre sus manos para darle la primera mordida, actuando de nuevo algo nervioso por el regreso de la otra.

G-gracias.

A veces podía ser tan idiota…

La siguió con la mirada tan disimulado como pudo mientras la veía recoger dinero de una mesa y volver al interior del local y por estar haciendo aquello cerró la mandíbula con fuerza buscando darle una mordida a su comida pero terminando por masticar el aire. Maldijo en voz baja recibiendo una mirada extrañada de la persona que tenía al lado.

Intentó calmarse (más fácil ahora que la her- la rubia ya no estaba) y prosiguió con su almuerzo, recordándose mentalmente de cuando en cuando que era un idiota.
avatar
Arthur Kirkland

Mensajes : 28
Puntos : 31
Fecha de inscripción : 01/12/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La primera rueda [Privado UK]

Mensaje por Emily Jones el Vie Dic 03, 2010 4:02 pm

Rayos. Quería salir de nuevo a ver pero eso sería demasiado llamativo y podría darse cuenta. Oh vamos. Si hasta había obligado a dos de sus compañeros a atender a sus clientes y que de paso le echaran un vistazo para que le dijeran que estaba haciendo y como estaba y si le quedaba mucho.

Dios mío. Estaba actuando peor que sus antiguas compañeras de instituto.

Vale, ese chico de ahí, del que no sabía nada, ni su nombre, ni edad, ni trabajo, ni nada, la había llamado una atención poderosa, tanto que se veía casi empujada por su ansiedad por verlo otra vez para salir al exterior. Pero algún día tendría que hacerlo, algún día él terminaría, pediría cuenta y se marcharía…

…se marcharía.

Inexplicablemente eso la puso triste y decaída, deprimida.

Tanto que uno de sus compañeros tuvo que zarandearla un poco para que atendiera a sus clientes y dejara de dar la lata. Emily aspiró hondo por enésima vez y salió rodando lentamente, paseándose entre las mesas, evitando mirar a la única que le interesaba. De vez en cuando hablaba con algún cliente que pedía sal o algún condimento y le indicaba a quién debía pedírselo. Sí, había llegado al punto de desviar esa atención a los otros camareros.

En serio, debía de estar muy mal de la cabeza.
avatar
Emily Jones

Mensajes : 19
Puntos : 19
Fecha de inscripción : 01/12/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La primera rueda [Privado UK]

Mensaje por Arthur Kirkland el Vie Dic 03, 2010 5:18 pm

Comía casi en automático. Masticaba y volvía a morder el sándwich mientras sus ojos seguían pegados a la muchacha que de a ratos aparecía en su campo de visión. Lo que le molestaba ahora era… no parecía prestarle ni un gramo de atención. Charlaba, hablaba con los demás meseros… pero ni una vez sus miradas volvieron a cruzarse. Eso le dio un sabor amargo y comió el resto de su almuerzo sintiéndose fatal. No estaba llegando a nada.

No que… quisiera algo.

Miró el reloj en su muñeca. Aun tenía tiempo, incluso podría ir por algún postre, porque se le antojaba, ni que estuviera buscando atención de la camarera.

Qué tontería.

Miró a una mesa próxima donde un par de chicas ojeaban a un mozo mientras comían ensalada de frutas y se decidió a pedir aquello. Batió la mano intentando llamar la atención de la chica. Quisiera que tuvieran de esos carteles con los nombres escritos, colgando del uniforme. Solían parecerle una tontería porque nunca llamaba a un empleado por su nombre, sino con respeto y distancia, pero por esta vez querría hacer una excepción.

Vaya, de verdad estaba necesitando salir con alguien…

E-eh, disculpe…
avatar
Arthur Kirkland

Mensajes : 28
Puntos : 31
Fecha de inscripción : 01/12/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La primera rueda [Privado UK]

Mensaje por Emily Jones el Sáb Dic 04, 2010 4:59 am

Se sentía casi desfallecer. Tenía que poner todos sus esfuerzos en la concentración para no caerse, de lo nerviosa que estaba. Había caído en la tentación de echarle un vistazo, sólo para comprobar que todo estaba bien. Pero siempre había cuidado que no la pillara.

Emily se sentía fatal. No sólo no estaba consiguiendo nada actuando de esa manera sino que además estaba poniendo en peligro su trabajo, porque ya había chocado sin querer con otro de los camareros, aunque por fortuna no llegó a derramar nada. Nervios, angustia. No quería que llegara el momento de verle marchar pero tampoco se atrevía a ir más allá de la relación entre cliente y empleado. Dios, ni siquiera sabía como se llamaba, apenas hacía media hora que le había visto y ya estaba pensando…en entrarlo.

Sacudió la cabeza ligeramente, le estaba empezando a afectar demasiado todo. Rodó limpiamente entre un par de mesas cercanas a la suya, recogiendo demandas nuevas y haciendo algunas sugerencias, esta vez con una sonrisa un poco más pequeña pero cálida.

Justo entonces oyó su voz y levantó la cabeza, mirándolo. El corazón le latió fuerte una sola vez al ver de nuevo esos ojos suyos verdes, tan brillantes y luminosos, como los prados enormes de Illinois. Y patinó hasta él con una inconsciente expresión tierna y amable.

—¿Sí? ¿Querías algo más?
—por fortuna la voz no le tembló pero sentía la boca del estómago revuelta como si un millar de pequeñas mariposas volaran a su alrededor.

Tenía que hacer algo. Lo que no sabía era el qué.
avatar
Emily Jones

Mensajes : 19
Puntos : 19
Fecha de inscripción : 01/12/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La primera rueda [Privado UK]

Mensaje por Arthur Kirkland el Sáb Dic 04, 2010 2:26 pm

Tenía ya en mente las palabras que iba a decir. Dios, era sólo pedir algo de postre, pero al momento en que la chica levantó la cabeza y sus ojos se cruzaron. Allí volvía esa sensación de adrenalina y nerviosismo que lo tenía como un niño con su primer enamoramiento y a la vez su cerebro le gritaba que dejara de comportarse así, que era ridículo.

Pero… la manera de la camarera de mirarle mientras se acercaba era tan dulce que se quedó un momento mirándole, pensando que… si así trataba a todos los clientes, entonces tendría que venir todos los días…

¡A la realidad!

Parpadeó para despabilarse, pero no había caso, estaba en blanco. Sabía que quería algo más… pero no recordaba qué ¿Su número? Sí, eso definitivamente sería genial… pero no, no iba a pedir eso. Su nombre… eso sería bastante bueno también… pero no, sería descortés y de todas formas no era como que le interesara esta chica ¿cierto?

Ni él mismo estaba empezando a creerse.

A-ah… —se aclaró la garganta para ganar algo de tiempo. Demoró un poco más en recordar, y cuando al fin lo logró, las palabras salieron con torpeza—, quisiera, umn, de… de esa ensalada de frutas… por favor.

Señaló vagamente a la mesa con las dos muchachas que estaban comiendo de eso. Luego volvió a bajar la cabeza en un gesto tímido, anotando de golpearse contra el poste más cercano una vez que saliera de allí.
avatar
Arthur Kirkland

Mensajes : 28
Puntos : 31
Fecha de inscripción : 01/12/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La primera rueda [Privado UK]

Mensaje por Emily Jones el Sáb Dic 04, 2010 3:29 pm

¿Era su imaginación? No, no podía ser.

Definitivamente no podía ser. No, no se le había quedado mirando como si fuera la estatua de la Venus de Milo, o el cuadro de la Gioconda. O simplemente…como un chico que mira a una chica totalmente embelesado. No, se repetía, eso no podía ser. Tenía que ser una fantasía de su mente, él en realidad lo único que quería era su postre y pagar para volver al trabajo. Sí, eso tenía que ser.

Aguantaba la respiración y sentía levemente que los pies se le separaban un poco a causa de la gravedad y las ruedas, teniendo que ligeramente flexionar los tobillos hacia un lado para que los patines no se deslizaran hacia lados equivocados. Rayos, ¿por qué…? ¿Qué le ocurría? ¿Tenía algo en la ropa? ¿Una mancha? ¿El pecho grande?

Dios mío. Emily comenzaba a fantasear sobre que ese chico se habría fijado en ella tanto como ella en él y que aunque se fuera después de su almuerzo, volvería, quizá al día siguiente o…a la tarde cuando… tuviera tiempo libre. Quizá se pasara a buscarla cuando su turno finalizase en un par de horas o… igual…oh, oh….

Atenta a sus palabras a la vez que su cerebro conformaba todas esas ideas absurdas y cargadas de tópicos, asintió diligente y se impulsó para “correr” a cumplir con su encargo. Había echado un ligero vistazo a la mesa contigua donde pudo observar aquello que quería, volviendo a ojearle a él, esta vez con curiosidad puesto que este había agachado la cabeza, como con timidez.

Un calorcito agradable y repentino se le subió por el pecho hasta las mejillas. Vale, no era muy buena analizando sentimientos y emociones ajenos pero…él…actuaba de una forma, dando a entender que, posiblemente, solo posiblemente…

—M-Marchando.

Fue lo único que acertó a decir justo antes de salir pitando de allí, casi alcanzando una velocidad peligrosa para rodar cerca de gente. Una vez que estuvo dentro se miró al espejo del pasillo y vio que estaba roja. Oh no, por favor, no. No podía dejar que se diera cuenta o sería el mayor ridículo de su vida, además de que no quería ser tan obvia.

No salió hasta que no tuvo la bandeja en la mano y, tratando de tranquilizarse y de volver a parecer la chica responsable que era, patinó con suavidad y delicadeza hasta su mesa, dejando de nuevo el plato en ella. Sin poderlo evitar se colocó justo junto a él y se inclinó un poco.

—¿Hay algo más que quieras?
avatar
Emily Jones

Mensajes : 19
Puntos : 19
Fecha de inscripción : 01/12/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La primera rueda [Privado UK]

Mensaje por Arthur Kirkland el Sáb Dic 04, 2010 6:25 pm

¿Había escuchado la voz de la muchacha algo alterada?

No… imposible.

Ya con la chica fuera de su campo de visión, volvió su capacidad de razonar para decirle lo tonto que estaba siendo. No era lo suyo tartamudear o quedarse en blanco tantas veces seguidas ¡sabía tratar a las damas! ¿por qué tanto escándalo por esta chica? Sí era linda… y parecía llena de vitalidad y God Lord, patinaba con gracia, p-pero…

Y antes de que pudiera seguir razonando, la camarera volvió con su orden y su cerebro se apagó inmediatamente para dar paso a sus nervios de nuevo. Vio como dejó la copa con la ensalada y tomó la cuchara mirando fijo el postre para evitar otro fiasco como el de la corbata. Pero sin que se diera cuenta la chica se había puesto a su lado, más cerca de lo que ya la había tenido antes y le habló.

¿Hay algo más que quieras?

Tu número. Tu nombre.

A ti.

—¡Eh! —la cuchara se le resbaló de los dedos y trató de atraparla con la otra mano antes de que llegara al suelo. Hizo una especie de malabar con el cubierto inclinándose cada vez más al costado hasta que al fin lo atrapó con su mano derecha, y de alguna manera consiguió no caerse de la silla. La cosa era que sentía algo rozar su cabeza. Volteó un poco el rostro y vio que era el hombro de la muchacha que se había inclinado para hablarle.

Que… idiota podía ser.

Sintió que el tiempo se había detenido en lo que seguía con la cabeza reposada allí, por un lado si miraba arriba encontraba su rostro, y si miraba abajo encontraba su pecho. Eh, bien…

Bloody hell! —al fin reaccionó enrojeciendo de manera exagerada y echándose al lado contrario, levantando ambas manos en el aire (cuchara en mano) como para eximirse de culpa—- ¡L-lo siento! ¡no fue mi intención! ¡No necesito nada más, g-gracias y lo lamento de nuevo!

Que la tierra se abriera y lo tragara, por favor.
avatar
Arthur Kirkland

Mensajes : 28
Puntos : 31
Fecha de inscripción : 01/12/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La primera rueda [Privado UK]

Mensaje por Emily Jones el Dom Dic 05, 2010 4:46 am

Definitivo. Algo había allí que no correspondía y la idea que se le estaba conformando era, cuanto menos, maravillosa. Su sola reacción ya le había indicado que…de alguna forma, su presencia o lo incomodaba o le ponía nervioso, en el buen sentido, hasta el punto de protagonizar una escena como esa.

Todo ocurrió en cuestión de segundos. La cuchara voló, él la intentó coger y su cabeza acabó apoyada en su hombro. Fue como una descarga eléctrica, sacudiéndola internamente, haciendo que la temperatura de su cuerpo aumentara repentinamente por lo menos dos grados más. Que su corazón latiera desbocado, se le secara la boca y la garganta, le ardieran las mejillas y los pulmones tuvieran que gritarle que respirase.

Igual su cerebro, aunque lo único que consiguió hacer fue enderezarse del todo mientras él farfullaba disculpas.

Si él se fijó en su más que visible sonrojo, no pudo saberlo, sólo sabía que él si lo estaba, quizá por lo evidente pero…

—A-ah, no…no importa…—consiguió murmurar a tiempo—…yo…

Iba a decirlo. Algo. Qué sí quería podía luego invitarla a un café como compensación…o-oh… ¡oh al menos decir como se llamaba! ¡Eso es! ¡Qué genial idea!

Sin embargo, su oportunidad para hacerlo se vio interrumpida cuando uno de sus compañeros le colocó una mano en el hombro, captando su atención.

—Ey, te llaman por teléfono.


Emily exhaló un suspiro decepcionado porque había estado a punto de dar un paso importante y… se lo habían cortado por la raíz. Asintió mirando al otro camarero con aprensión, con desilusión, rodando hacia la entrada. Durante el camino se aguantó las ganas de volver a la mesa y…aunque fuese…no sé, decirle algo, como… que… ¿cómo qué? ¡Ni siquiera sabía eso!

Sin embargo, justo frenó en el umbral y se giró a medias antes de entrar y le miró a lo lejos, como para asegurarse de que seguía allí y que no había desaparecido, con una expresión de… anhelo impresa en los ojos tan grande que hasta un completo idiota captaría el mensaje.

Y entró. Maldito fuera el que le hubiese llamado en horas de trabajo.
avatar
Emily Jones

Mensajes : 19
Puntos : 19
Fecha de inscripción : 01/12/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La primera rueda [Privado UK]

Mensaje por Arthur Kirkland el Dom Dic 05, 2010 12:59 pm

Aun nervioso, la miró esperando a que dijera lo siguiente. Le extrañó lo rojo de su rostro, casi igualando el suyo… ¿acaso la había incomodado tanto o…?

Ey, te llaman por teléfono.

Encontró de nuevo su habilidad para respirar, pero a la vez estaba algo molesto, aun queriendo saber qué era lo que le iba a decir la joven. Aun así se enderezo y ya sólo en la mesa, consideró seriamente usar la cuchara para apuñalarse, sin importar que no tuviera filo o lo que fuera. Realmente estaba actuando muy torpe… ¡él!

Comió su ensalada en silencio, mirando de reojo a la calle. Los autos y personas apuradas no servían de distracción porque su mente solo se iba a lo agradable que había sido apoyarse en el hombro de la joven, acaso fuera un gesto de intimidad como las parejas que llevaban un buen tiempo juntos.

Qué demonios me pasa… —murmuró acabando su postre con prisa mientras miraba de reojo el reloj de su muñeca. Ya tenía que irse marchando… así que cuando volviera a ver a la camarera tendría que pedirle la cuenta. No… no entendía porque algo tan corriente como eso le hacía sentir desanimado. Bien, él siempre podría volver luego del trabajo por una taza de té, aunque no sabía si la chica seguiría en el trabajo a esa hora (¿y por qué estaba pensando esto, para empezar?). Siempre podría volver otro día… pero hacerse cliente regular de una cafetería así sonaba extraño para un hombre como él.

Tal vez… pedirle el nombre y teléfono a la joven sería algo más definitivo y se ahorraría el estar yendo todo el tiempo, probablemente para repetir las mismas escenas una y otra vez.
avatar
Arthur Kirkland

Mensajes : 28
Puntos : 31
Fecha de inscripción : 01/12/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La primera rueda [Privado UK]

Mensaje por Emily Jones el Dom Dic 05, 2010 4:03 pm

Cuando descolgó el teléfono negro, colgado en la pared al lado de la cocina, lo único que se le ocurrió pensar fue que alguno de sus parientes había tenido algún tipo de accidente grave o…que se había muerto. Pero para su alivio, lo que oyó fue la voz de su madre, alterada pero de alegría. Decía que ya que quedaba poco para Navidad, que él y su padre iban a quedarse hasta pasado el año nuevo en esa ciudad y que sí por favor podía ir a recogerlos al aeropuerto para llevarlos a un hotel.

Sí, muy típico de su madre. Planear algo y avisar en el último momento de que estaban allí. Y encima la llamaba al trabajo sabiendo que tenía un bonito teléfono móvil…al que había llamado durante toda la mañana pero que al no llevarlo encima no lo había oído.

Glubs.

Con una mueca de resignación y algo de irritación, prometió ir enseguida, que le pediría a algún compañero el relevo y que ya le cubriría él en otra ocasión. Nada más colgar se dio cuenta entonces del error. Ese chico…se tendría que marchas sin despedirse…

Espera. ¿Despedirse? Si ni siquiera le conocía, ni siquiera sabía su nombre ni… nada. Encima eso, ahora tendría que vivir con el remordimiento de no haber hecho algo a tiempo, porque de seguro que no iba a volver. Esa cafetería estaba orientada a otro tipo de público y él no tenía pinta de…

Suspiró algo deprimida y paró a uno de los camareros que salían para decirles de su problema, acordando con un trato que al día siguiente cubriría su otro turno completo. Emily no tenía otra opción así que aceptó y fue a cambiarse de ropa. Cuando volvió junto a la cocina, avisó a ese mismo camarero para que….bueno, tuviese especial cuidado con sus clientes, no quiso decir uno en especial pero…casi.

Luego cogió la mochila que se llevaba al trabajo y salió por la puerta trasera, sintiendo como el nudo de la garganta casi le impedía respirar.

Maldita sea.
avatar
Emily Jones

Mensajes : 19
Puntos : 19
Fecha de inscripción : 01/12/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La primera rueda [Privado UK]

Mensaje por Arthur Kirkland el Dom Dic 05, 2010 5:46 pm

Terminó su helado con la vista abstraída. Ya había conseguido calmarse pero suponía que al primer momento que escuchara las ruedas de patines cerca volvería a actuar como un idiota. Ya estaba casi resignado.

Excepto que… no las escuchó…

Esperó un poco, observando las mesas a su alrededor. Levantó una ceja al ver que las mesas que le correspondían a la joven ahora eran atendidas por otro camarero ¿Acaso tanto le tomaba la llamada? Se armó de paciencia, pero el reloj avanzaba y miraba a todos lados a menudo, por lo que seguramente llamó la atención de uno del empleado que se acercó a preguntarle si necesitaba algo. Dudó un poco antes de responder.

—Yo… eh, espero a la mesera… —no quería decir nada que la metiera en problemas, como que estaba esperando desde hacía un tiempo. Pero el chico negó levemente con la cabeza y le dijo que no había caso, que la joven se había retirado antes por que le surgió algo y que ahora él estaba a cargo.

Su garganta se cerró por un momento. Y sintió… ¿qué era? ¿decepción? ¿por qué? No era como si fuera a conseguir algo… ganar tiempo con el postre fue una idiotez, así como el entrar allí. Así era su suerte, ilusionarse con tonterías no era lo suyo y esa era una de las razones. La historia de su vida, qué vale.

La cuenta, por favor… —su tono volvió a ser frío. Había recordado el porqué siempre empujaba a las personas y resolvía nunca acercarse por su cuenta o algo así, siempre salía mal. Aun así en el fondo de su mente esperaba que no le hubiera pasado nada malo a la chica, ni que fuera una emergencia o algo negativo.

Pagó dejando propina justa y se levantó dándole un vistazo rápido a su mesa para asegurarse de no estar dejando nada atrás. En realidad, aunque se fijó más de una vez, esa sensación de abandonar algo importante siguió latente en él.

Salió de la cafetería a paso desganado, hasta llegar a su oficina. Algún que otro empleado se atrevió a preguntarle qué le sucedía, que tenía mal aspecto. Él sólo respondió que su almuerzo había sido malo.

Por algo había pasado. Quizá era una señal de que fue una tontería… ¿por qué tenía ganas de volver, entonces? Era un idiota ¿Cómo extrañar a alguien que nunca había conocido?
avatar
Arthur Kirkland

Mensajes : 28
Puntos : 31
Fecha de inscripción : 01/12/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La primera rueda [Privado UK]

Mensaje por Emily Jones el Dom Dic 05, 2010 6:15 pm

Maldecía una y otra y otra vez. Por su maldita mala suerte y su… ¿maldita mala suerte?

Por una vez, ¡por una vez!, que se fijaba en un chico que parecía decente y que además daba muestras de tener interés en ella. Por una vez… le salía todo rana. No sólo había tenido que recoger a sus padres en el aeropuerto, si no que también había tenido que pedir un taxi, acompañarlos a un hotel y ayudarles con las maletas porque ellos querían irse de compras para ver un poco la ciudad, además de que ya le habían concretado una cita para cenar en su apartamento ellos tres solos.

Y todo eso le había llevado ¿Qué? ¿Cinco horas? Y si no, casi.

De hecho había vuelto a la cafetería casi a la hora del cambio de turno pero le habían dicho que ya no se precisaba que ocupara su hueco. Y era por eso que ahora estaba sentada como un cliente más, con una taza de café cargado y con sus apuntes de derecho romano sobre la mesa, tratando de distraerse de la idea que rondaba en su cabeza.

Él.

Y nada más que él.

Ni siquiera sabía que hacía allí. Debería estar en su casa quizá con un café suyo propio y tumbada en el sofá, maldiciendo tal vez. Pero había vuelto…y solo para comprobar que no estaba y que posiblemente no volvería. Es más, había preguntado a sus compañeros sobre él y le habían dicho de su marcha, seca e indiferente.

Rayos.

Eso sí que le había deprimido.
avatar
Emily Jones

Mensajes : 19
Puntos : 19
Fecha de inscripción : 01/12/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La primera rueda [Privado UK]

Mensaje por Arthur Kirkland el Lun Dic 06, 2010 9:22 am

Ese día en su trabajo había resultado ser bastante malo. No pudo concentrarse ni un minuto en los programas que le habían dado para revisar. Ni aunque se repitiera mil veces que lo que había pasado era sencillamente otra decepción en la vida y que lo tenía que superar porque así es la vida. No hay punto en deprimirse, por algo odiaba esa parte de él que siempre se apegaba a las cosas del pasado y no le dejaba avanzar.

De alguna manera se las arregló para terminar su deber y se apuró en recoger sus cosas mientras sus compañeros charlaban animados sobre sus planes. Algunos salir con amigos, otros pasar el tiempo con su familia, con su pareja. Él solo apretó los dientes y apuró la salida del edificio. Odiaba ese tipo de charlas, que le hacían recordar cosas como que toda su familia estaba en Londres ( y se llevaba mal con ellos de todas formas) y no tenía a nadie para contar como amigo verdadero. No era que le importara realmente, él estaba perfecto por su cuenta, pero como se acercaban esas fechas de Navidad y Año Nuevo todos parecían esperar que dijera algo de pasar las fiestas con familia o alguien especial.

Pero él no tenía a nadie ¿verdad?

No importa… —caminaba por la calle con pesar. No, no importaba, porque con tenerse a él, un libro y una botella de whiskey pasaría bien esa noche y todas las demás que le siguieran. Él no tenía aspiraciones de hacer algo grande, o de luchar contra el sistema como alguna vez su cabeza puberta hubiera dicho. Sólo quería que nadie le molestara y poder pensar por su cuenta.

Pensar… algo que no estaba haciendo ahora mismo. Dejó que sus pies le guiaran y ahora que veía, estaba de nuevo en frente de esa cafetería, en el mismo lugar donde había visto a la camarera por primera vez.

Él era un reverendo idiota ¿no es así?

No había caso, no estaría allí. Es más –Dios, sí que era un imbécil sin remedio- entraría solo para probar que no estaba. Y tomaría eso como una señal de que no debía volver a ese café nunca más en su vida. De paso un té no le haría mal…

Cruzó la calle casi con resignación. No se iba a poner nervioso, no debía. No había porqué hacerlo, no había nadie allí, pensaba. Subió a la terraza paso a paso, y ya allí arriba, comenzó a buscar con la mirada disimuladamente a lo que se sentaba en la mesa más cercana a la puerta.

Fue cuando arrimaba la silla cuando… la vio… y en la mesa más cercana a la suya, último lugar donde buscaría.

Y casi se sienta en el suelo, boquiabierto como estaba, el nerviosismo típico en él regresó con la fuerza de antes, y escuchando los gritos en su cabeza diciéndole un millón de cosas al mismo tiempo.

Y sobre todo, pudo distinguir una cosa.
No te ilusiones de nuevo, imbécil”.

Pero ya era tarde, su corazón se había acelerado mientras se sentaba en la silla, moviendo los dedos con algo de nerviosismo. Trató de evitar por todos los medios el verla directamente, por temor a que se diera cuenta, pero quería tanto hablarle… y preguntarle, de paso, por qué no estaba sirviendo mesas… verla patinar era bastante agradable…
avatar
Arthur Kirkland

Mensajes : 28
Puntos : 31
Fecha de inscripción : 01/12/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La primera rueda [Privado UK]

Mensaje por Emily Jones el Lun Dic 06, 2010 10:40 am

No había caso.

Por más que intentaba avanzar con la materia, sólo leía las cosas como un autómata, sin prestarles atención ni entendiéndolas. La gran mayoría de las veces leía una línea cinco veces seguidas sin darse cuenta, absorta como estaba en…

Exhaló un suspiro cansado, llevándose la taza a los labios y apartando la vista de las letras por un momento. La cafetería no estaba muy concurrida en esas horas aunque si había algunas personas disfrutando de la tarde que quedaba antes de que se pusiera el sol.

Lo mismo que ella. Solo que ella no lo disfrutaba para nada.

El café nunca le había sabido tan amargo, resultado tan buen acompañante. Ese era su problema siempre. Se ilusionaba demasiado con las cosas y cuando no conseguía lo que se proponía, se deprimía aun cuando su filosofía de vida resaltaba no rendirse nunca. Y nunca se rendía pero, en casos como aquellos, ¿por qué debería luchar?

—Rayos—masculló para sí misma aunque en media voz alta, pensando que nadie la oiría— imbécil, imbécil… —se reprochaba a sí misma igualmente— si no me hubiera ido… joder…

Suspiró medio derrotada, levantando de nuevo sus papeles, intentado dilucidar lo que querían decir mientras sorbía de nuevo de su taza. Pero igualmente, su imaginación retornaba de nuevo a esos ojos verdes brillantes.


avatar
Emily Jones

Mensajes : 19
Puntos : 19
Fecha de inscripción : 01/12/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La primera rueda [Privado UK]

Mensaje por Arthur Kirkland el Lun Dic 06, 2010 11:21 am

Estaba leyendo… ajena a él y con expresión frustrada. Pensó por un segundo en inclinarse hacia ella para ver qué estaba leyendo pero descartó la idea casi al instante, dándose cuenta de lo idiota que sería de su parte.

Así que miró fijo a la mesa, inhibido. Ahí estaba de nuevo, la chica que tanto lo estaba alterando y de nuevo no estaba haciendo nada al respecto. Bueno, al menos sabía que estaba allí, que nada malo le había pasado. Preocupándose por alguien que ni conocía, eso era de extrañarse…

¿Señor? ¿Qué quisiera pedir?

Una voz masculina le hizo despertar de su trance y volteó el rostro hacia el camarero. Le tomó un poco pensar acaso qué tener.

Un… Earl Gray por favor… —balbuceó tratando de mantener la voz baja. No creía que la chica lo reconociera, quizá ni se había fijado en él más allá de los desastres y actos de torpeza de antes.

El camarero se marchó y quedó él solo de nuevo. Apoyó un codo en la mesa y el mentón en la mano, aunque no fuera educado, y desvió su mirada al cielo, donde comenzaba el atardecer. Intentaba parecer pacífico, pero su cuello seguía tenso solo de pensar que la muchacha estaba a una mesa de distancia, tan cerca pero a la vez tan lejos.
avatar
Arthur Kirkland

Mensajes : 28
Puntos : 31
Fecha de inscripción : 01/12/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La primera rueda [Privado UK]

Mensaje por Emily Jones el Lun Dic 06, 2010 1:55 pm

Bueno, había conseguido pasar de hoja, eso era un avance. De hecho ya iba por el segundo café, que le habían traído casi por telepatía.

Internamente se preguntó dónde estaría él, que estaría haciendo y si volvería a verlo. Podía recrearlo en su mente con una precisión cautivadora, como si fuera una fotografía. Su cabello rubio y trigueño, sus ojos verdes tan preciosos y hasta esas cejas que antes le habían parecido grandes, ahora se le antojaban encantadoras.

Y su voz…suave y melódica, iguala veces grave y totalmente, de ensueño. Podía oírla si quería y con eso le bastaba.

Un… Earl Gray por favor…

Sí, como esa voz… ¡espera!

Yendo a dejar la taza en el platito, lo hizo con tanta fuerza que resonó por toda la terraza, teniendo que alzar los papeles ante su rostro, totalmente sonrojado. Lo había visto, estaba allí, en la mesa de al lado. No podía creerlo. Había vuelto.

¿Por qué?

Su cerebro cambió de un modo ensoñador a uno de trabajo forzado. Dios. ¡Podría volver a tener su oportunidad!
avatar
Emily Jones

Mensajes : 19
Puntos : 19
Fecha de inscripción : 01/12/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La primera rueda [Privado UK]

Mensaje por Arthur Kirkland el Lun Dic 06, 2010 3:33 pm

Escuchó el sonido de metal contra cerámica, bastante fuerte aun siendo una cafetería. Volteó el rostro algo confundido, pero no parecía que a nadie se le hubiera caído algo. Sus ojos se fueron a la chica en la mesa de al lado, tratando de que fuera de reojo, y encontró su rostro tapado por papeles.

Oh, bien…

Volvió a desviar la vista al cielo a un costado suyo, con la mirada perdida y tratando de pensar. Bien, allí estaba al lado suyo. Podría buscar una excusa para hablarle, quizá averiguar su nombre o algo parecido… el problema era esa voz en su cabeza que le decía que de nuevo se estaba ilusionando y que le explotaría en la cara. Probablemente fuera la voz de su razón. Se le empezaron a ocurrir varias cosas, como que por ejemplo la muchacha ya tenía pareja y lo mal que le haría quedar eso. Era bastante posible, alguien así de linda no podría estar sola.

Resopló. Tal vez debería terminar su té y largarse… tal vez no valía la pena y podría olvidar a la chica apenas llegara a su casa y durmiera un poco…

Su mesero llegó dejándole la taza de té y se dedicó a endulzarlo y probarlo con el mismo aire melancólico. Aunque sus ojos quemaban por hacerlo, en ningún momento volvió a desviar la mirada a la mesa de al lado.
avatar
Arthur Kirkland

Mensajes : 28
Puntos : 31
Fecha de inscripción : 01/12/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La primera rueda [Privado UK]

Mensaje por Emily Jones el Miér Dic 08, 2010 4:31 am

Ni una mirada. Ni una sola.

Parecía que no le despertaba ningún interés ahora. Quizá era porque no iba vestida de faldita ni iba patinando por todas partes. Eso hizo que por un momento se replanteara si, el interés que había podido observar de él era verídico. Es decir, ahora mismo ni le había visto moverse ni nada. Ella incluso había bajado los papeles para dedicarse por completo a mirarlo de vez en cuando, siempre comprobando que él no mirase a la vez en su dirección.

Pero eso no sucedió ni una sola vez. Y la irritaba. O angustiaba, no sabía muy bien qué realmente. Sólo se moría por hablarle, decirle algo como “Hola, hace buena tarde ¿verdad?”. Estaba tan cerca de él pero tan lejos al mismo tiempo. No podía irse sin nada, sin al menos un nombre o incluso un teléfono o…

Aspirando hondo, recogió sus papeles, los guardó en la carpeta que llevaba y armándose de valor, se levantó del asiento y caminó la distancia que le quedaba para plantarse ante la mesa de ese chico que tanto le había llamado la atención. Con esa determinación de no irse con las manos vacías, el temor de ser rechazada se había esfumado y ya no tenía ningún nervio en el cuerpo, sólo… esperanza.

—Hola, ¿puedo sentarme contigo?—preguntó con un tono de voz neutro, ni muy bajo ni muy alto, cargado de expectación.
avatar
Emily Jones

Mensajes : 19
Puntos : 19
Fecha de inscripción : 01/12/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La primera rueda [Privado UK]

Mensaje por Arthur Kirkland el Miér Dic 08, 2010 9:24 am

Estaba haciendo un gran trabajo reprimiendo todos los deseos que tenía de mover la mirada hacia ella. Ella…

En realidad, se moría de ganas de voltear, hablarle. Podría usar algún truco, como hacer que se le cayera algo para quedar aun más cerca de la mesa y luego iniciar una conversación cordial ¿Funcionaría? El problema es que no podía tener una conversación con la muchacha sin quedarse boqueando como un pez fuera del agua, pareciera. Ugh, como deseaba tan solo… poder dejar de ser un idiota …

Se llevó la taza a los labios, aun con la mirada ida, hasta que reparó en una voz.

Hola, ¿puedo sentarme contigo?

De a poco, su mirada se fue desviando hacia la fuente de esas palabras, como si una película de terror fuera. Pero estaba muy lejos de ser eso. Era…

A-ah… —unas gotas de té llegaron a su cuello y el calor lo despabiló lo suficiente como para dejar la taza, alarmado. Volvió a la chica, con los ojos abiertos de par en par y sin creérselas. Lo más disimulado que pudo, se pellizcó una pierna debajo de la mesa, solo por las dudas… NO ERA UN SUEÑO—. E-eh yo…

¡Dios! Ahí estaba su incapacidad para hablar de nuevo, hasta se le calentaban un poco las mejillas de vergüenza mientras trataba de coordinar. La muchacha le veía… ¿ilusionada, quizá? ¿podría ser que…?

¡Di algo, maldita sea!

¡C-claro! —la voz un poco más fuerte de lo que debería, llamando la atención de los que estaban en la terraza. De inmediato movió el azúcar un poco más hacia su costado cosa de dejar espacio, aunque ya había más que suficiente en la mesa y a continuación se levantó un poco torpe para agarrar la otra silla del respaldo y separarla un poco de la mesa y permitirle sentarse. Caballero anticuado y todo, evitó el contacto directo a sus ojos por temor a hacer alguna tontería grave.
avatar
Arthur Kirkland

Mensajes : 28
Puntos : 31
Fecha de inscripción : 01/12/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La primera rueda [Privado UK]

Mensaje por Emily Jones el Miér Dic 08, 2010 10:40 am

¡Sí! ¡Eso era!

Esa reacción, igual a su comportamiento de la mañana. Allí estaba. No había sido por la ropa, era por…. ¡era por ella! Estaba segura de eso, por fin. Tendría su oportunidad y quizá con un poco de suerte…

… un buen paso.

Mientras barruntaba, le había estado observando, notándolo tan nervioso… ¿era por ella de verdad? Quizá…estaba siendo demasiado atrevida.

Ahogó una pequeña risita pero no con ánimo de burlarse de él sino porque la escena le parecía graciosa en demasié. Pareciese que estuviesen protagonizando una secuencia absurda en una película romántica americana. Bueno, lo hubiese sido de no ser por…

… eso.

Levantándose, sujetando la silla de enfrente y separándola de la mesa, se la ofreció para sentarse. Un gesto que solo había leído en libros. Emily tragó saliva imperceptiblemente mientras el corazón le bombeaba sangre al cerebro, intentado pensar o decidir que hacer.

Se sentó bastante cohibida por eso, no por nada más, dejando la carpeta a un lado y pidiendo otro café al compañero que pasó al lado.

—Ahm…gracias…—murmuró roja como un tomate, mirando a la mesa.



avatar
Emily Jones

Mensajes : 19
Puntos : 19
Fecha de inscripción : 01/12/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La primera rueda [Privado UK]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.